El Misterio de PI

misterio_pi_portada

ISBN: 9788416596669
Publicado por Eride Ediciones

El Misterio de PI es una singular novela de misterio y aventuras que tiene como protagonista a un imaginario periodista de investigación  llamado Victor Vallant i Valls.

La idea para esta novela se gestó a finales de diciembre del 2008, durante unas mini vacaciones de invierno en el hotel en el que se inicia la trama. Algunos de los personajes y situaciones que se describen en los primeros capítulos son muy cercanos a la realidad. Hasta ese momento escribía sobre hechos cotidianos, por lo que no fue difícil darle un aire novelesco a ese tipo de situaciones. Es lo que yo defino como imaginación creativa. El título inicial de la novela fue: La Piedra de PI, ya que el hilo conductor estaba basado en la búsqueda de un petroglifo que era la llave para encontrar un «tesoro».

Los siguientes seis capítulos fueron escritos durante el 2009, a la vez que investigaba sobre sociedades secretas y conspiraciones para darle un aire más misterioso. Pero esa investigación me llevó a un punto muerto con el texto y a una nueva etapa como investigador, se podría decir que ursurpé la personalidad de mi propio personaje. Entre el 2010 y el 2012 dediqué muchas horas a comprender como funcionan las sociedades secretas, además de analizar concienzudamente la mayoría de conspiraciones que corrían por internet. Si debía continuar con la novela ahora tenía los datos suficientes para hacerlo, pero ¿que misterio debía encerrar la piedra de PI? Esa pregunta y otras muchas sobre los personajes y nuevas situaciones se mantuvo durante tres años más. Es lo que le pasa al escritor cuando pretende escribir algo que está más allá de lo que se espera de una novela de este tipo: Se queda en blanco… ¿El porqué ocurre? Lo achaco a la necesidad humana del escritor de plasmar en el papel algo inédito, que no se haya escrito antes…

Un reto bastante dificil ya que en realidad todo lo que se escribe está previamente escrito o «imaginado» por alguien. Algunas personas son capaces de «acceder» a esos datos y creen que son propios, pero en realidad no siempre lo son…

Llega un punto en que un autor debe acabar su «opera prima» o dejar de llamarse escritor. Ese momento llegó el mes de diciembre del 2015, mientras disfrutaba de un merecido retiro literario en la montaña, apartado del mundanal ruido, con la única compañía de una gata, un perro y la naturaleza salvaje. No sé como apareció el final de la novela en mi cabeza, pero una vez conoces hacia donde te va a llevar la trama, es más fácil escribir el resto…

Con un nuevo título y nuevas ideas, retomé mi obra olvidada y reescribí todo lo necesario para que se pudiera mantener un hilo conductor interesante, aunque he de admitir que cuando decidí que fuera una trilogía, fue más por no publicar una novela de mil páginas, algo que personalmente rehuyo. En mi opinión una novela debe de ser corta y si la situación y el personaje lo permite, se puede extender en otras que continuen la trama subyacente mientras trancurre la nueva o principal. Solo añadir que dediqué poco más de dos semanas a escribir el texto y durante ese tiempo «imaginé» los símbolos visibles y los ocultos que incluye la novela. Espero que el lector sea capaz de encontrarlos todos, en caso contrario deberá seguir las aventuras de Victor y Julia, para saber que es lo que está ocurriendo en el mundo. Porque… hay más verdad que imaginación literaria dentro y fuera de sus páginas…

JHL